EN ESTA PANDEMIA PROTEJAMOS EL PATRIMONIO DE LOS COPROPIETARIOS


El panorama mundial generado por la pandemia COVID - 19 se ha apoderado de la tranquilidad de los colombianos, no permitamos que lo haga también de nuestra sensatez, cordura y razón en la toma de decisiones al interior de la propiedad horizontal.


No estábamos preparados para un suceso de semejante magnitud que impacta a todos los sectores del mundo, entre ellos a la propiedad horizontal, que ante las circunstancias actuales de cuarentena, se enfrenta a nuevos retos y a escenarios con mayor probabilidad de siniestros que exige del administrador, tomar acciones oportunas para mitigar una posible contingencia.

Por el contrario, en algunas Copropiedades se ha procedido al recorte de rubros del presupuesto en los que se afecta el Seguro de Bienes Comunes, lo que definitivamente expone y deja a la deriva el patrimonio de los copropietarios. Decisiones como dejar a la copropiedad SIN póliza, o infrasegurada hasta tanto se reúna la Asamblea de Copropietarios o el Consejo de Administración, dejar vencer las prórrogas o no pagar las pólizas, conllevan a que la copropiedad quede vulnerable y desprotegida; además de estarse infringiendo lo dispuesto en una norma de orden público como lo es el artículo 15 de la Ley 675 de 2001, que claramente indica la obligatoriedad de asegurar los Bienes Comunes, cuya responsabilidad recae en el administrador.


Como ejemplo, veamos algunos riesgos actuales que se pueden agravar con el confinamiento derivado de esta crisis y pueden afectar a las copropiedades del país, relacionándose estos hechos directamente con la póliza de Bienes Comunes.


  1. En el país ha temblado en dos (2) oportunidades en un lapso inferior a 10 días.

  2. Las copropiedades están al 100% de su capacidad, lo que constituye una mayor utilización de Calderas, Motobombas, Plantas de Energía, Aires Acondicionados Centrales, Etc. Esto conlleva a una mayor carga eléctrica y por ende, mayor propensión a cambios repentinos de voltaje, saturación de cajas de inspección, saturación de redes hidraúlicas.

  3. La dificultad de traslado para mantenimientos, hace que los mismos se tengan que posponer; y cuando se pueden realizar, no tienen la supervisión adecuada por parte de la administración, pues la misma, no está habilitada para desplazarse hasta las copropiedades.

  4. Es una bomba de tiempo y ojala no suceda, los posibles desordenes de orden público generados por la falta de ingresos, de alimentos, de medicinas o de servicios de salud de personas que lo están perdiendo todo con esta cuarentena.

  5. Padres IRRESPONSABLES, están permitiendo que sus hijos se desplacen con amigos visitantes en las zonas comunes, parques, canchas de la copropiedad, elevando no solo el riesgo de contagio, sino el de una Responsabilidad Civil de la copropiedad ante un posible siniestro donde se vean afectados estos niños.

  6. El desconocimiento de las leyes, la mala interpretación de las mismas o sencillamente posiciones propias de consejo y/o administrador, (Que ya están a la orden del día) muy seguramente podrán conllevar a futuras demandas en su contra y del consejo, las cuales podrían estar amparadas en la póliza de Directores & Administradores.

  7. En varias copropiedades, se han eliminado puestos de Vigilancia, lo cual incrementa no solo el Riesgo de Hurto de los bienes comunes, sino de los bienes bajo cuidado, tenencia y control de la Copropiedad como bicicletas, motos y vehículos.

  8. Las personas contagiadas, así como el gremio de la Salud, que son “HEROES”, pero en las clínicas y hospitales, porque en la copropiedades, algunos los han considerado como “RIESGOS DE SALUBRIDAD”, triste estigmatización de varios copropietarios que con lo anterior, ya están generando discriminación, riñas, disputas y porque no, desordenes y caos al interior de nuestras copropiedades.

  9. Anegaciones producidas por rotura de tuberías públicas o privadas, como las ocurridas en días pasados en Chía y Bello (Ant.)

  10. Cada día resulta más difícil ir a consignar o a recoger un cheque para recaudos de primas de seguros, por lo tanto, adecúese de inmediato a los canales electrónicos de pago que están habilitados en todas las aseguradoras para el recaudo de primas. No deje cancelar su póliza de bienes comunes por falta de pago.


Por último, esta situación nos esta cambiado a todos, y nos obliga a estar acorde a las nuevas circunstancias, estar alertas, tomar decisiones inteligentes y evitar que al concretarse siniestros, se agrave la ya sensible situación económica de copropietarios y residentes.

El mundo no se ha detenido, ni usted tampoco, es el momento para demostrar de que estamos hechos. La valentía, el coraje y empuje deben ser nuestro motivador diario para no permitir que esta situación, sea más difícil de lo que ya es.


1,120 vistas

copropiedades.com.co

cmc@copropiedades.com.co

Carrera 19 A No. 84-82 Of. 201 

Bogotá - Colombia