Copropiedades.com.co

cmc@copropiedades.com.co

+57 1 7444120

Carrera 19A # 84-82 Of. 201 

Bogotá - Colombia

Consultas

SUSPENSIÓN DE SERVICIOS A MOROSOS - En el conjunto se instaló una puerta mecánica de acceso vehicular

En el conjunto se instaló una puerta mecánica de acceso vehicular, la cual generalmente es operada por la empresa de vigilancia. Debido al incremento de obligaciones en mora, se quieren tomar medidas para combatir este fenómeno, por lo tanto, se pregunta ¿Es legal disponer mediante circular que los propietarios o residentes mientras se encuentren en mora, tendrán que ser ellos mismos quienes abran y cierren la puerta cuando lo necesiten, hasta que se pongan al día con sus pagos? Es de aclarar que en los demás casos seguirán siendo los vigilantes los encargados de abrir y cerrar esta puerta de acceso.

RESPUESTA.

Este tema ha sido objeto de varios pronunciamientos por parte de la Corte constitucional, considerando que a través de estas prácticas se pueden vulnerar los derechos fundamentales de propietarios y tenedores de unidades privadas.

La Corte Constitucional mediante sentencia SU 509 de 2001 se refirió a la aplicación de esta medida en propiedad horizontal. Para la Corte, hay que tener en cuenta las circunstancias de cada caso, como por ejemplo la edad de los usuarios, las condiciones físicas, si es o no discapacitados, ya que en estos casos pueden vulnerarse derechos fundamentales si se pone a las personas en situación de riesgo que amenace violar el derecho a la vida, a la integridad personal o a la libertad de locomoción. En estas circunstancias podría considerarse que se vulneran los derechos fundamentales mencionados y por lo tanto es un hecho violatorio de tales derechos la orden que los Administradores le dan al portero para que no abra los garajes para así obligar al inquilino moroso a bajarse del vehículo, abrir el mismo la puerta y entrar y luego cerrar dicha puerta.

También ocurre esta situación cuando el comunero tiene que esperar a que llegue otro copropietario y entrar a continuación de éste. Es evidente que estos comportamientos no pueden considerarse como afectación a la dignidad del moroso, pero también es evidente que coloca a éste en real peligro de ser asaltado o agredido e inclusive secuestrado en el instante en que efectúa una labor que no es solamente mecánica sino parte integral de medidas preventivas de seguridad. Por tanto, este servicio no puede ser obstaculizado porque podría poner en riesgo la vida o la integridad personal o la seguridad de la persona.

Si bien es cierto los copropietarios están sujetos a los reglamentos de la copropiedad adoptados en la forma prevista por la ley, también lo es que ni estos Reglamentos, ni las decisiones de los órganos de administración, pueden desconocer o amenazar los derechos constitucionales fundamentales de las personas.

Conforme a lo anterior, poner obstáculos para abrir la puerta de entrada a un condominio a quienes adeudan cuotas de administración constituye una violación a los derechos fundamentales de los residentes afectados, y como tal, los derechos fundamentales transgredidos son susceptibles de ser amparados vía tutela.

Por lo tanto, es una sanción que NO puede ser impuesta a los propietarios o residentes, ya que podría atentar contra la seguridad de las personas al ponerlas en una condición de vulnerabilidad.



Normatividad relacionada:

Ley 675 de 2001

Corte Constitucional, sentencia SU 509 de 2001