Consultas

REUNIONES DE SEGUNDA CONVOCATORIA - ¿Cómo se lleva a cabo la asamblea de segunda convocatoria?

¿Cómo se lleva a cabo la asamblea de segunda convocatoria?

RESPUESTA.

La Asamblea General, constituida por los propietarios de los bienes privados, o sus representantes o delegados, reunidos con el quórum y las condiciones previstas en la ley y en el reglamento de propiedad horizontal; se reunirá ordinariamente por lo menos una vez al año, en la fecha señalada en el reglamento de propiedad horizontal y, en silencio de este, dentro de los tres (3) meses siguientes al vencimiento de cada período presupuestal; con el fin de examinar la situación general de la persona jurídica, efectuar los nombramientos cuya elección le corresponda, considerar y aprobar las cuentas del último ejercicio y presupuesto para el siguiente año. La convocatoria la efectuará el administrador, con una antelación no inferior a quince (15) días calendario.

Con relación al quórum establece nuestra normatividad que la asamblea general sesionará con un número plural de propietarios de unidades privadas que representen por lo menos, más de la mitad de los coeficientes de propiedad, y tomará decisiones con el voto favorable de la mitad más uno de los coeficientes de propiedad representados en la respectiva sesión, salvo los casos en que la ley o el reglamento de propiedad horizontal exijan un quórum o mayoría superior.

Sobre el quórum hay que decir que la Corte Constitucional ha sostenido que tratándose de asambleas generales de conjuntos o edificios destinados a vivienda, para determinar si hay o no quórum en la reunión, es preciso establecer el tipo de decisión que se va a discutir: (i) Si la decisión es de contenido no económico, las decisiones se adoptarán siguiendo la fórmula “una unidad un voto”; (ii) por el contrario, si se trata de decisiones de contenido económico, estas se adoptarán acudiendo al coeficiente de copropiedad de cada propietario de unidades privada.

Así las cosas, si llegado el día de la reunión no se cumple con el quórum, deberá convocarse a una nueva reunión para el tercer día hábil siguiente a las 8:00 p.m., sin perjuicio de lo dispuesto en el reglamento de propiedad horizontal, la cual, de conformidad con lo previsto en el artículo 41 de la Ley 675 de 2001, sesionará y decidirá válidamente con un número plural de propietarios, cualquiera que sea el porcentaje de coeficientes representados.



En este caso, cuando la asamblea no pueda sesionar por falta de quórum, lo procedente es hacer una segunda convocatoria, tal como lo establece la Ley de Propiedad Horizontal, según la cual, toda convocatoria se hará mediante comunicación enviada a cada uno de los propietarios de los bienes de dominio particular del edificio o conjunto,a la última dirección registrada por los mismos.

De igual manera, en la misma citación que se hace para la primera convocatoria, el administrador debe fijar la fecha de una segunda convocatoria, si la primera fracasa por falta de quórum. Pero la segunda fecha no puede ser con una antelación inferior a 3 días hábiles siguientes a la fecha inicial.

En esta reunión de segunda convocatoria, la asamblea podrá deliberar y decidir con un número plural de propietarios, sin importar el porcentaje que representen de coeficiente.

No obstante lo anterior, las decisiones que de conformidad con el artículo 46 de la Ley 675 de 2001 requieren mayoría calificada del setenta por ciento (70%) de los coeficientes de copropiedad que integran el edificio, no podrán tomarse en reuniones de segunda convocatoria, salvo en los casos que se obtenga ésta mayoría calificada. Tales decisiones son:



Cambios que afecten la destinación de los bienes comunes o impliquen una sensible disminución en uso y goce.


Imposición de expensas extraordinarias cuya cuantía total, durante la vigencia presupuestal, supere cuatro (4) veces el valor de las expensas necesarias mensuales.


Aprobación de expensas comunes diferentes de las necesarias.


Asignación de un bien común al uso y goce exclusivo de un determinado bien privado, cuando así lo haya solicitado un copropietario.


Reforma a los estatutos y reglamento.


Desafectación de un bien común no esencial.


Reconstrucción del edificio o conjunto destruido en proporción que represente por lo menos el setenta y cinco por ciento (75%).


Cambio de destinación genérica de los bienes de dominio particular, siempre y cuando se ajuste a la normatividad urbanística vigente.


Adquisición de inmuebles para el edificio o conjunto.


Liquidación y disolución.





Finalmente, cabe mencionar que habiendo sesionado la asamblea, debe darse estricto cumplimiento a lo normado en el artículo 47 de la ley 675 de 2001, esto es, elaborar el acta correspondiente, suscribirla y proceder a su publicación, con el fin de garantizar que toda persona habitante, residente o integrante de la persona jurídica, conozca las decisiones que en cualquier sentido puedan afectarlo y puedan ejercer el derecho de impugnación.

Normatividad relacionada:

Ley 675 de 2001

Copropiedades.com.co

cmc@copropiedades.com.co

+57 1 7444120

Carrera 19A # 84-82 Of. 201 

Bogotá - Colombia