Copropiedades.com.co

cmc@copropiedades.com.co

+57 1 7444120

Carrera 19A # 84-82 Of. 201 

Bogotá - Colombia

Consultas

JUEGOS MECÁNICOS - ¿Pueden los copropietarios instalar saltarines en las zonas comunes del conjunto?

RESPUESTA.

El uso y goce de los bienes comunes por parte de los copropietarios está sujeto a las disposiciones reguladas en la ley y en el reglamento de la propiedad horizontal y, en principio, de acuerdo con la autonomía privada de la unidad residencial, se pueden establecer límites al uso de los bienes comunes.

Dentro de los reglamentos de propiedad horizontal deben regularse este tipo de situaciones y determinar los parámetros bajo los cuales los copropietarios y residentes pueden hacer uso de este tipo de atracciones al interior de la propiedad horizontal en las áreas comunes.

Igualmente, resulta aplicable lo dispuesto en la Ley 1225 de 2008, por la cual se regulan el funcionamiento y operación de los parques de diversiones, atracciones o dispositivos de entretenimiento, atracciones mecánicas y ciudades de hierro, entre otros. Esta norma regula las medidas de protección y prevención aplicables a estos equipos, así como los permisos requeridos para su operación.

Este tipo de atracciones o dispositivos, dentro de los cuales se enmarcan los saltarines se sitúan bajo el control y vigilancia de las alcaldías locales, por lo cual en caso que se permita al interior de la copropiedad, es necesario verificar que se cuenta con los permisos y medidas de protección pertinentes.

La norma consagra lo relacionado con los registros previos a la instalación de dichos dispositivos, así como los requisitos mínimos que deben cumplir para el funcionamiento, instalación, operación y uso de este tipo de atracciones.

De conformidad con el artículo 3° de la Ley 1225 de 200, la instalación y puesta en funcionamiento de los parques de diversiones y atracciones o dispositivos de entretenimiento, existentes y nuevos, en cualquiera de las categorías señaladas, requerirá registro previo ante la respectiva autoridad distrital o municipal, para lo cual se deberá acreditar el cumplimiento de los siguientes requisitos:

1. Certificado de existencia y representación legal, por parte de las personas jurídicas que pretendan instalar Atracciones o Dispositivos de Entretenimiento en un Parque de Diversiones, ponerlos en funcionamiento, usarlos y explotarlos o registro mercantil o cédula de ciudadanía o RUT, por parte de las personas naturales.

2. Contrato o autorización del propietario, poseedor o tenedor de los lugares donde operarán las Atracciones o Dispositivos de Entretenimiento. Cuando estos operen en inmuebles de propiedad del Estado se deberá acreditar el contrato celebrado con la respectiva entidad pública.

3. Póliza de responsabilidad civil extracontractual que cubra la responsabilidad civil derivada de lesiones a los visitantes y usuarios de los Parques de Diversiones y Atracciones o Dispositivos de Entretenimiento, cuyo valor será determinado por una compañía de seguros legalmente establecida en Colombia, previa evaluación de los riesgos involucrados que incluya una certificación de inspección técnica de las instalaciones, la cual deberá amparar como mínimo, los siguientes: lesiones y/o muerte de personas, rotura de maquinaria e incendio.

4. Hoja técnica de cada atracción o dispositivo de entretenimiento expedida por el fabricante o instalador, la cual deberá contener, como mínimo, la siguiente información: capacidad, condiciones y restricciones de uso, panorama de riesgos, plan de mantenimiento, número de operarios requerido y descripción técnica del equipo.

5. Plan de señalización con las condiciones y restricciones de uso recomendadas por el fabricante o instalador, en lugares visibles en cada una de las Atracciones o Dispositivos de Entretenimiento existentes en el Parque de Diversiones.

6. Plan de emergencias del sitio donde opera el Parque de Diversiones.

7. Certificación de existencia de un contrato de servicios médicos para la atención de emergencias celebrado con una entidad legalmente constituida.

8. Certificación de la realización de pruebas previas a la puesta en marcha, de conformidad con las recomendaciones del fabricante o instalador.

Si bien las zonas comunes corresponden a los bienes, los elementos y zonas de un edificio o conjunto que permiten o facilitan la existencia, estabilidad, funcionamiento, conservación, seguridad, uso o goce de los bienes de dominio particular, pertenecen en común y proindiviso a los propietarios de tales bienes privados, estos bienes deben ser utilizados en debida forma y cumpliendo los requerimientos que establece la ley en concordancia con el reglamento de propiedad horizontal, el cual debe reglar todo lo relativo a la utilización de estas zonas comunes ya sea con fines comerciales o sin ellos.

Finalmente lo aconsejable es solicitar al copropietario que cumpla con todos los estándares establecidos por la norma para el funcionamiento de estos dispositivos, y a su vez se regule por parte de la copropiedad en su reglamento interno la forma de utilización de las áreas comunes y de los mismos, para así evitar futuros inconvenientes por el uso inadecuado de estas atracciones en las áreas comunes.

En caso que en la copropiedad se autorice el uso de saltarines, debe exigirse al copropietario que cumpla con la normatividad específica y la alcaldía local otorgue los permisos correspondientes, toda vez que el incumplimiento de los requisitos de ley y las medidas de seguridad debidas, puede comprometer la responsabilidad de la copropiedad.

Normatividad relacionada:


Ley 675 de 2001
Ley 1225 de 2008