Copropiedades.com.co

cmc@copropiedades.com.co

+57 1 7444120

Carrera 19A # 84-82 Of. 201 

Bogotá - Colombia

Consultas

INCUMPLIMIENTO DE CONTRATO

Solicito su colaboración en la asesoría pre-jurídica, sobre un contrato que tenemos con una empresa de mantenimiento de la bomba de agua del conjunto, quienes firmaron un contrato con la administración anterior, el cual no hemos podido dar por terminado a pesar de que no están cumpliendo con la atención adecuada del servicio y atención de urgencias, por cuanto aducen que conforme al contrato, éste no se puede dar por terminado sino hasta su vencimiento.

RESPUESTA.

La ejecución de todo contrato debe darse en los términos establecidos contractualmente por tratarse de la expresión de la voluntad de las partes contratantes. En el presente caso se desprende de la consulta el posible incumplimiento por parte del contratista cuando se menciona “no están cumpliendo con la atención adecuada del servicio y atención de urgencias”. De ser así, y que el contratista no esté ejecutando el contrato conforme al objeto y las obligaciones contractualmente establecidas, estamos frente a un incumplimiento contractual.

Establece el Código Civil Colombiano que todo contrato legalmente celebrado es ley para las partes y no puede ser invalido si no por consentimiento mutuo o por causales legales. Pues bien, esas causas legales corresponden a lo establecido por las partes en el contrato o en su defecto, a normas que facultan a una o a ambas partes a poner fin a un contrato.

Si bien es cierto, por regla general los contratos deben terminar de manera normal por el cumplimiento del objeto en la forma y el tiempo inicialmente pactados; también existen causales de terminación anormal del contrato y dentro de ellas se enmarcan aquellas derivadas del incumplimiento contractual por una o ambas partes.

En este orden de ideas, el incumplimiento del contrato otorga al contratante cumplido, el derecho a reclamar la satisfacción de las obligaciones contractuales y la indemnización de perjuicios, a través de una de las siguientes vías:



Conminación directa: Se podrá requerir de forma escrita y por correo certificado al contratista exigiendo el cumplimiento de sus obligaciones contractuales.




Requerimiento extrajudicial: Se podrá intentar conciliación extrajudicial ante un centro de conciliación autorizado. La conciliación es un mecanismo que permite que de común acuerdo y con ayuda de un tercero imparcial, las partes encuentren una solución a sus diferencias, en la conciliación no es imprescindible la intervención de un abogado.




Ejecución forzada por las vías judiciales. Se podrá acudir al juez para solicitar el cumplimiento del contrato o la resolución del mismo, en todo caso, con indemnización de perjuicios. Adicionalmente, se podrá solicitar al juez la indemnización de los perjuicios causados con el incumplimiento del contrato, cuando se hubieren sufrido daños y perjuicios que se puedan probar y sean atribuibles al contratista, sin que medie eximente de responsabilidad.



Los efectos del incumplimiento contractual por violación a la ley del contrato concretamente consisten en que, de una parte, el deudor incumplido queda expuesto a ser compelido o constreñido judicialmente a cumplir con su objeto y a indemnizar los daños y perjuicios y, de otra parte, surge el derecho correlativo del perjudicado a obtener ante el juez del contrato la realización de la prestación debida de ser ello posible o perseguir el equivalente y el resarcimiento de perjuicios. De manera pues, que si uno de los contratantes se abstiene o es negligente en el cumplimiento de la obligación, su contraparte puede solicitar judicialmente la resolución del contrato o el cumplimiento de éste, con indemnización de perjuicios.

Lo anterior acorde con lo establecido en el artículo 1546 del Código Civil Colombiano que consagra la figura de la Condición Resolutoria Tácita en los siguientes términos:

“En los contratos bilaterales va envuelta la condición resolutoria en caso de no cumplirse por uno de los contratantes lo pactado.

Pero en tal caso podrá el otro contratante pedir a su arbitrio, o la resolución o el cumplimiento del contrato con indemnización de perjuicios.”

Es de aclarar que mediante la Resolución del contrato se busca dejar sin efectos el contrato quedando las cosas al estado en que se encontraban al momento de su celebración; mientras que con el cumplimiento del contrato, se pretende el cumplimiento de la totalidad de las obligaciones establecidas contractualmente manteniéndose las condiciones en él descritas y de no ser ello posible, una compensación económica equivalente.

Finalmente, teniendo en cuenta que en la consulta se pone de presente que el contratista no cumple con el servicio en forma adecuada ni presta la atención de urgencia; si esto hace parte de las obligaciones del contratista, a pesar de que el contrato se encuentre vigente, no implica que la Copropiedad deba proceder al pago de servicios no prestados.

En este sentido, el artículo 1609 del Código Civil consagra la excepción de contrato no cumplido, en virtud de la cual una parte está legitimada, legalmente, para no ejecutar sus obligaciones mientras su co contratante no ejecute las propias, siempre que se de el cumplimiento de los requisitos establecidos jurisprudencialmente:

“Artículo 1609. MORA EN LOS CONTRATOS BILATERALES. En los contratos bilaterales ninguno de los contratantes está en mora dejando de cumplir lo pactado, mientras el otro no lo cumpla por su parte, o no se allana a cumplirlo en la forma y tiempo debidos.”

En todo caso, es necesario verificar en el contrato celebrado si se pactaron cláusula de garantías, causales de terminación, terminación por incumplimiento de uno de los contratantes; y en tal caso, hacerlas efectivas; con el fin de permitir al contratante poner fin a un contrato que ha sido objeto de un incumplimiento por parte del contratista, lo que le permitirá a su vez poder celebrar un nuevo contrato con un tercero a fin de lograr el objetivo económico esperado.

Normatividad Relacionada:


Código Civil. (Arts. 1546, 1602, 1609, 1613, 2056).
Contrato celebrado entre las partes