Copropiedades.com.co

cmc@copropiedades.com.co

+57 1 7444120

Carrera 19A # 84-82 Of. 201 

Bogotá - Colombia

Consultas

EN CASO DE HURTO EN LA COPROPIEDAD

En días pasados se presentaron dos hurtos dentro de la copropiedad. Los propietarios afectados por estos hurtos reclaman a la administración y por eso quisiera saber, hasta dónde va la responsabilidad de la empresa de vigilancia en estos robos?

RESPUESTA.

De conformidad con el Decreto Ley 356 de 1994, artículo 89, existe la posibilidad para los servicios de vigilancia y seguridad privada de pactar con el usuario la contratación de un seguro que cubra los riesgos que afecten los bienes objeto de vigilancia, y en caso de no haberse pactado, será la Justicia Ordinaria mediante sentencia en un proceso declarativo quien establezca la responsabilidad de la empresa que presta el servicio de vigilancia.

No obstante, la empresa debería responder sidentro del contrato de prestación de servicios de vigilancia y seguridad privada se hubiere estipulado una obligación en este sentido.

En relación con la responsabilidad de las empresas de vigilancia, La Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, ha sostenido en diferentes conceptos y circulares, que las empresas que prestan el servicio de seguridad, tienen una obligación de medio y no de resultado. Lo anterior significa, que salvo que exista una omisión o falla en la prestación del servicio de acuerdo con las obligaciones establecidas en el contrato, no tienen la obligación de responder.

Mediante circular externa No. 001 de 2012, La Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, precisó:

La Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada recuerda a los usuarios del servicio de vigilancia y seguridad privada tanto del sector público como privado, que la finalidad de esta actividad hace relación a disminuir y prevenir las amenazas que afecten o puedan afectar la vida, la integridad o personas, el tranquilo ejercicio de legítimos derechos sobre bienes de quien recibe su protección, sin alterar o perturbar las condiciones para el ejercicio de los derechos y libertades públicas de la ciudadanía y sin invadir la órbita de competencia reservada a las autoridades. En este sentido, se puede decir que el desarrollo de sus labores genera obligaciones de medio y no de resultado.

Por tanto, no es factible pactar cláusulas contractuales que determinen una responsabilidad automática a las empresas de vigilancia y seguridad privada, por la pérdida y/o daño ocasionados a las instalaciones donde se presta el servicio, sin que medie previamente, las respectivas investigaciones de rigor, tanto del mismo servicio vigilado —para constatar sí uno de sus dependientes se ve involucrado por acción o por omisión en hechos que atenten contra los bienes o personas a las cuales se brinda vigilancia o protección—, como también de las autoridades de la República —para determinar las circunstancias de modo, tiempo y lugar en que sucedieron los hechos y los presuntos responsables de lo sucedido—.

Con miras a efectuar un acertado proceso de escogencia de la empresa o cooperativa de vigilancia y seguridad privada por parte de los contratantes y con el fin de dar elementos de juicio para obtener un servicio de calidad, La Superintendencia sugiere algunos puntos a tener en cuenta:



Verifique a través de la página web wwww.supervigilancia.gov.co que quien le oferta el servicio cuenta con licencia de funcionamiento vigente expedida por la SuperVigilancia.


Verifique que el servicio específico que le ofrecen esté habilitado en la respectiva licencia.


Verifique que la oferta se ajuste a la tarifa mínima regulada y que cumpla con los parámetros de la circular y de la ley.


Verifique que el personal operativo cuente con credencial y que la credencial haya sido expedida por la empresa de vigilancia y seguridad privada para el servicio concreto que es requerido por el contratante.


Exija un estudio de seguridad previo a la implementación del servicio en el cual secontengan las recomendaciones y requerimientos básicos para tener un servicio de calidad y procure acatarlo.


Exija a la empresa o cooperativa un seguro de responsabilidad civil contractual que cubra los riesgos de pérdida de sus bienes por causas imputables a la deficiencia en el servicio.


Exija que la empresa o cooperativa disponga de un protocolo de servicio al cliente que permita al usuario una directa interlocución y que garantice una verificacióne investigación pronta de las quejas e inconformidades que el mismo pudiese tener en relación con la calidad y oportunidad en la prestación del servicio.


Exija que se de cumplimiento por parte de las empresas y cooperativas de vigilancia y seguridad privada a los protocolos de operación de dichos servicios.





El conducto regular en estas situaciones será presentar la denuncia penal por hurto ante la Fiscalía General de la Nación y a su vez la copropiedad, comunicará directamente tal situación a la empresa de vigilancia, quien igualmente adelantará las investigaciones pertinentes.

La denuncia penal debe presentarse el mismo día en lo posible que ocurrió el hecho delictivo o el día en que tuvo conocimiento de ello la denuncia, en una de las oficinas seccionales de la Fiscalía General de la Nación, luego de esto se adelantará la investigación, a fin de aclarar cuáles fueron las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que ocurrieron los hechos. Igualmente, es conveniente hacer seguimiento a la indagación interna realizada por la empresa de vigilancia, para así determinar, que responsabilidad puede tener el vigilante o su empresa, esto es, por no cumplir con los protocolos de seguridad, por ello la participación en la investigación debe ser conjunta y activa, hasta que se determine por parte de las autoridades judiciales, quien fue realmente el responsable.

Igualmente, se pueden acudir a la justicia ordinaria mediante la presentación de una demanda de responsabilidad civil. Esta demanda se tramita a través de un proceso ordinario declarativo donde al afectado le corresponde probar debidamente los tres elementos de la responsabilidad los cuales son:



El daño padecido.


El hecho dañino.


La relación de causalidad.



Dentro de la demanda una vez probados los anteriores elementos, se debe solicitar la indemnización por daños y perjuicios que corresponden al valor en dinero del daño causado, como lo es, el costo de sus pertenencias hurtadas y los demás perjuicios ocasionados con este hecho. Para adelantar esta demanda es necesario que cuente con la asesoría de un profesional en derecho.

Para iniciar el proceso antes mencionado es indispensable agotar requisito de procedibilidad, es decir que se debe citar tanto a la copropiedad como a la empresa de vigilancia a fin de adelantar diligencia de conciliación, adicionalmente la Ley 640 de 2001 modificada por la Ley 1395 de 2010, dispone que antes de iniciar un proceso de los denominados declarativos (dentro de los cuales se encuentra el proceso ordinario), es preciso intentar un acercamiento entre las partes a fin de conciliar sus diferencias, esta es la denominada conciliación extrajudicial en derecho.



Normatividad relacionada:



Código de Procedimiento Civil, Arts. 386.


Ley 675 de 2001.


Código Civil, art. 2341 y ss.


Ley 640 de 2001.


Decreto 356 de 1994, artículo 89.