Consultas

DAÑOS EN EL DUCTO DE LA CHIMENEA - Se presenta un daño en el ducto de la chimenea entre el tercer y cuarto piso. Queremos saber

La propiedad horizontal, una vez constituida legalmente, da origen a una persona jurídica conformada por los propietarios de los bienes de dominio particular. El objeto de dotar de personalidad jurídica a la propiedad horizontal es administrar correcta y eficazmente los bienes y servicios comunes, manejar los asuntos de interés común de los propietarios de bienes privados y cumplir y hacer cumplir la ley y el reglamento de propiedad horizontal.

El régimen de propiedad horizontal consagra diferentes tipos de propiedad, tales como: bienes privados o de dominio particular, bienes comunes, bienes comunes de uso exclusivo, entre otros.

Entiéndase por bienes comunes aquellas partes de la copropiedad, pertenecientes en proindiviso (de acuerdo con su coeficiente de copropiedad) a todos los propietarios de los bienes privados, los cuales, por naturaleza o por destinación, permiten y facilitan la existencia, estabilidad, funcionamiento, conservación, seguridad, uso y goce de los bienes de dominio particular.

Además, estos bienes son indivisibles y, mientras conserven su carácter de bien común, son inalienables e inembargables en forma separada de los bienes privados. El derecho sobre estos bienes debe ser ejercido en la forma prevista en la ley y en el reglamento de propiedad horizontal.

En este punto se distinguen dos clases de bienes comunes, tales son: bienes comunes esenciales y bienes comunes no esenciales.

Bienes comunes esenciales: Son aquellos bienes que, haciendo parte de una copropiedad, son indispensables para la existencia, estabilidad, funcionamiento, conservación seguridad, uso y goce de los bienes de dominio particular.

Bienes comunes no esenciales: Son aquellos bienes que, haciendo parte de una copropiedad, no son indispensables para la existencia y uso de los bienes de dominio particular, tales como: piscinas, parques, canchas, etc.

A su vez, los bienes privados o de dominio particular son aquellos que estando debidamente delimitados, funcionan de manera independiente y son de propiedad y aprovechamiento exclusivo de un particular al interior de una copropiedad.

Dicho lo anterior, se tiene que por regla general el ducto de la chimenea en un edificio de varios pisos es un bien común, por lo cual corresponde a la Copropiedad su mantenimiento y reparación; así las cosas, este tipo de áreas solo pueden ser intervenidas por la administración. Adicionalmente, la copropiedad debe prevenir daños que puedan ocasionar los bienes comunes y en caso de que se presenten, responder de conformidad con las normas civiles que regulan la materia.

En todo caso, siempre será necesario constatar la causa eficiente del daño con el fin de establecer la responsabilidad y a quien corresponde la reparación.

Normatividad relacionada:

Ley 675 de 2001

copropiedades.com.co

cmc@copropiedades.com.co

Carrera 19 A No. 84-82 Of. 201 

Bogotá - Colombia