Consultas

CONTRATO LABORAL VS. PRESTACIÓN DE SERVICIOS - ¿Cuál es la diferencia entre suscribir un contrato laboral y uno de servicios?

Para dar respuesta, a continuación nos referiremos a las características propias de cada uno de estos contratos:

CONTRATO DE TRABAJO

El Contrato de trabajo es aquel por el cual una persona natural se obliga a prestar un servicio personal a otra persona, natural o jurídica, bajo la continuada dependencia o subordinación de la segunda y mediante remuneración. Se rige por las reglas del derecho laboral.

Los elementos constitutivos de la relación laboral son los siguientes (art. 23 del Código Sustantivo del Trabajo):


La actividad personal del trabajador, es decir, realizada por sí mismo. El contrato de trabajo supone la obligación del trabajador de realizar una actividad laboral para el empleador. Esta labor bien puede ser física o intelectual y debe ser prestada por el trabajador persona natural directamente, en este contrato sólo concurren dos partes.
La continuada subordinación o dependencia del trabajador respecto del empleador, que faculta a éste para exigirle el cumplimiento de órdenes, en cualquier momento, en cuanto al modo, tiempo o cantidad de trabajo, e imponerle reglamentos, la cual debe mantenerse por todo el tiempo de duración del contrato, y
Un salario como retribución del servicio.


En este sentido establece el artículo 23 del código sustantivo del trabajo, en su numeral 2 haciendo referencia al contrato realidad, lo siguiente:

“(...)

2. Una vez reunidos los tres elementos de que trata este artículo se entiende que existe contrato de trabajo y no deja de serlo por razón del nombre que se le dé ni de otras condiciones o modalidades que se le agreguen.”

De conformidad con lo anterior, en derecho existe lo que se denomina el contrato realidad y el principio de primacía de la realidad sobre las formas, por lo tanto así se suscriba un contrato de prestación de servicios, si en la práctica se dan los elementos del contrato de trabajo, se considerará como tal.

Cabe anotar que la existencia de la relación laboral implica el reconocimiento de prestaciones sociales y la obligación para el empleador de efectuar aportes al sistema integral de protección social.

CONTRATO DE PRESTACIÓN DE SERVICIOS

El contrato de prestación de servicios es un contrato de naturaleza civil que se traduce en un acuerdo de voluntades entre dos personas, las cuales adquieren unos derechos y obligaciones recíprocas, este tipo de contrato se celebra cuando se requiere que una de las partes tenga conocimientos especializados en un área determinada.

En el contrato de prestación de servicios, se establece la autonomía e independencia del contratista desde el punto de vista técnico y científico, lo cual constituye un elemento esencial de este contrato. Lo anterior significa que el contratista dispone de un amplio margen de discrecionalidad en cuanto a la ejecución del objeto contractual dentro del plazo fijado y a la realización de la labor, según las estipulaciones acordadas.

Como se mencionó, el contrato de prestación de servicios se rige por las reglas del derecho civil y entre sus principales características se encuentran las siguientes:


Tiene por objeto la ejecución de labores en razón de la experiencia, capacitación y formación de una persona natural o jurídica en determinada materia
La autonomía e independencia del contratista desde el punto de vista técnico y científico, constituye el elemento esencial de este contrato y es el punto que lo diferencia con el contrato laboral. Esto significa que el contratista dispone de un amplio margen de discrecionalidad en cuanto concierne a la ejecución del objeto contractual dentro del plazo fijado y a la realización de la labor, según las estipulaciones acordadas.
La naturaleza del contrato es temporal y por lo tanto su duración, de manera preferente, debe ser la indispensable para ejecutar el objeto contractual convenido.


Así las cosas, si se dan los anteriores elementos, existirá un contrato de prestación de servicios el cual goza de validez legal y produce plenos efectos entre las partes. En este orden de ideas, el contrato y acuerdos que en él se hacen constar son ley para las partes.

En el contrato de prestación de servicios los sujetos son, de un lado quien presta el servicio, denominado el contratista que puede ser una persona natural o jurídica y del otro, el beneficiario del mismo denominado el contratante.

La ley no exige ninguna formalidad especial, este es un contrato consensual o de forma libre, que puede celebrase verbalmente o por escrito, siendo esta última modalidad la más aconsejable.

En este caso no se genera el reconocimiento de prestaciones sociales y la afiliación y pago de los aportes al sistema integral de protección social correrán por cuenta del contratista.

Normatividad relacionada:

Artículo 53 Constitución Política

Artículo 22 y ss del código sustantivo del trabajo

Artículos 1494 y ss del Código Civil

Ley 675 de 2001

Copropiedades.com.co

cmc@copropiedades.com.co

+57 1 7444120

Carrera 19A # 84-82 Of. 201 

Bogotá - Colombia