Consultas

COBRO DE PARQUEADERO DE VISITANTES - En reunión de Asamblea se aprobó una tarifa para el cobro de parqueadero de visitantes. Los residentes que no asistieron a la asamblea están muy disgustados por éste cobro. ¿Qué tan legal es este cobro?

En reunión de Asamblea se aprobó una tarifa para el cobro de parqueadero de visitantes. Los residentes que no asistieron a la asamblea están muy disgustados por éste cobro. ¿Qué tan legal es este cobro?

La propiedad horizontal, una vez constituida legalmente, da origen a una persona jurídica conformada por los propietarios de los bienes de dominio particular. El objeto de dotar de personalidad jurídica a la propiedad horizontal es administrar correcta y eficazmente los bienes y servicios comunes, manejar los asuntos de interés común de los propietarios de bienes privados y cumplir y hacer cumplir la ley y el reglamento de propiedad horizontal.

Ahora bien, La Ley 675 define que son“bienes comunes”aquellas“partes del edificio o conjunto sometido al régimen de propiedad horizontal pertenecientes en proindiviso a todos los propietarios de bienes privados, que por su naturaleza o destinación permiten o facilitan la existencia, estabilidad, funcionamiento, conservación, seguridad, uso, goce o explotación de los bienes de dominio particular.”Dentro de esta categoría se distinguen los“bienes comunes esenciales”que son aquellos“indispensables para la existencia, estabilidad, conservación y seguridad del edificio o conjunto, así como los imprescindibles para el uso y disfrute de los bienes de dominio particular”.Los no esenciales, según la misma norma, son todos los demás bienes comunes que no tienen estas características, dentro de los cuales se enmarcan los parqueaderos de visitantes.

Ahora bien, de conformidad con el artículo 19 de la ley 675 de 2001, el derecho sobre los bienes comunes será ejercido en la forma prevista en la presente ley y en el respectivo reglamento de propiedad horizontal. Por lo tanto, los reglamentos de propiedad horizontal de los edificios o conjuntos podrán autorizar la explotación económica de bienes comunes, siempre y cuando esta autorización no se extienda a la realización de negocios jurídicos que den lugar a la transferencia del derecho de dominio de los mismos. Toda contraprestación económica que genere la explotación de estos bienes así será para el beneficio común de la copropiedad y se destinarán al pago de expensas comunes del edificio o conjunto, o a los gastos de inversión, según lo decida la asamblea general.

Lo anterior, teniendo en cuenta que el régimen de propiedad horizontal se constituye por el acuerdo de las voluntades de los copropietarios, voluntad que queda de manifiesto en el reglamento de propiedad horizontal, en donde se van a precisar las reglas y las bases de comportamiento que deberán respetar sus residentes y visitantes.

Así mismo, se establece que la explotación autorizada no podrá implicar que se impida la circulación por las zonas comunes, se afecte la estructura de la edificación, ni contravenir disposiciones urbanísticas ni ambientales.

En este orden de ideas, esta decisión requiere autorización por parte de la asamblea general con mayoría calificada del setenta por ciento (70%) de los coeficientes de copropiedad que integran el edificio o conjunto, toda vez que implica cambios que afectan la destinación de los bienes comunes o implican una sensible disminución en uso y goce. Lo anterior, sin perjuicio del cumplimiento de las normas urbanísticas pertinentes.

Respecto de los copropietarios inconformes debe tenerse en cuenta que si las decisiones de la asamblea general se adoptaron de acuerdo con las normas legales y reglamentarias, son de obligatorio cumplimiento para todos los propietarios, inclusive para los ausentes o disidentes, para el administrador y demás órganos, y en lo pertinente para los usuarios y ocupantes del edificio o conjunto. Por lo cual, en caso de considerar que las decisiones de la asamblea son violatorias del régimen de propiedad horizontal, quienes no compartan tan decisión, podrán hacer uso del derecho de impugnación dentro de los dos (2) meses siguientes a la fecha de la comunicación o publicación de la respectiva acta.

Normatividad relacionada:


Ley 675 de 2001

Copropiedades.com.co

cmc@copropiedades.com.co

+57 1 7444120

Carrera 19A # 84-82 Of. 201 

Bogotá - Colombia