Consultas

¿En un edificio sometido al régimen de propiedad horizontal

Para la prestación de los Servicios de Vigilancia y Seguridad Privada en nuestro país es obligatorio contar con el permiso que otorga el Estado a las empresas prestadoras, mediante la expedición de licencia de funcionamiento por parte de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada. Esta licencia habilita al operador para prestar el servicio en unas modalidades específicas y a través de unos medios determinados.



En los términos del Decreto 356 de 1994, la Licencia de funcionamiento se expide para autorizar a la empresa a la prestación de un servicio regulado expresamente por la ley, con base en la potestad discrecional del Estado, orientada a proteger la seguridad ciudadana.



La Licencia de Funcionamiento tiene una vigencia de hasta cinco (5) años para los servicios de vigilancia, por lo cual debe ser renovada periódicamente.



El servicio puede ser prestado por empresas y cooperativas de vigilancia y seguridad privada. Se entiende por empresa de vigilancia y seguridad privada, la sociedad de responsabilidad limitada legalmente constituida, cuyo objeto social consista en la prestación remunerada de servicios de vigilancia y seguridad privada, en la modalidad de vigilancia fija, móvil y/o escoltas, mediante la utilización de cualquiera de los medios legalmente establecidos. Las sociedades que se constituyan para la prestación de servicios de vigilancia y seguridad privada tendrán como único objeto social la prestación de estos servicios salvo el desarrollo de servicios conexos, como los de asesoría, consultoría o investigación en seguridad.



En cuanto a la remuneración para este tipo de servicio, toda persona natural o jurídica que requiera la contratación del servicio de vigilancia deberá sujetarse a las tarifas mínimas que se encuentran reguladas, en todo caso cumpliendo con la jornada laboral vigente, de conformidad con la normatividad laboral. Las tarifas establecidas para el presente año se pueden consultar en la circular 435 del 30 de diciembre de 2014 expedida por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada.



En relación con el desarrollo del servicio de vigilancia debe tenerse en cuenta que la Supervigilancia ha expedido protocolos de operación en los cuales se indican las condiciones mínimas que debe cumplir un servicio de vigilancia y seguridad privada en el sector residencial.



Finalmente, es importante tener en cuenta que por expresa disposición legal la empresa a la cual se le concede licencia de funcionamiento para un departamento de seguridad, deberá tomar una póliza de seguro de responsabilidad civil extracontractual, contra los riesgos de uso indebido de armas de fuego u otros elementos de vigilancia y seguridad privada, no inferior a 400 salarios mínimos legales mensuales vigentes, expedida por una compañía de seguros legalmente autorizada.



Adicionalmente, en la contratación de servicios de vigilancia y seguridad privada además de la póliza de responsabilidad civil extracontractual, se podrá pactar la contratación de un seguro que cubra los riesgos que afecten los bienes objeto de la vigilancia. Para efectos de la constitución de este seguro las aseguradoras exigen como GARANTIA, que se trate de “Vigilancia Especializada o Alarma Monitoreada con Firma especializada”.



En relación con la legalidad de contratar servicios de vigilancia a través de un portero, debemos precisar que esta práctica no es permitida. De acuerdo con las circulares externas emitidas por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, en ningún caso se podrán contratar servicios de vigilancia y seguridad privada a través de los servicios de conserjería, portería o cuidadores, toda vez que no es legalmente permitido que personas naturales o jurídicas que no cuenten con la respectiva licencia de funcionamiento expedida por la Superintendencia presten servicios de vigilancia y seguridad privada.



El incumplimiento de lo anterior, así como de cualquiera de las normas que rigen esta actividad, ocasiona la imposición de las sanciones y/o multas a que haya lugar, tanto para contratante como para contratista. Las multas para las personas que contraten este tipo de servicios van de 20 a 40 SMLMV.



La Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada ofrece en su página Web la lista de las empresas con autorización vigente para ofrecer los Servicios de Vigilancia y Seguridad Privada, las cuales pueden ser consultadas en <a href="http://www.supervigilancia.gov.co">www.supervigilancia.gov.co.



Normatividad Relacionada :

Decreto Ley 356 de 1994

Decreto 2187 de 2001

Resolución 2852 de 2006

Circular Externa 435 de 2014 Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada

copropiedades.com.co

cmc@copropiedades.com.co

Carrera 19 A No. 84-82 Of. 201 

Bogotá - Colombia